domingo, 10 de mayo de 2020



Perdón a los que me leéis y encima os complico, me faltaba el orden.

Perdonar en los dos últimos capítulos no he puesto el orden y está un poco liado.. la inexperiencia, el hacer muchas veces las cosas sin repasar o revisar da estas cosas.
Ya me vais conociendo, tengo faltas ortográficas, soy un poco disperso, desordenado diría yo y hago tantas cosas así un poco entre nosotros de manera chapucilla....

Pero no me voy a esconder, no quiero ser quién no soy. Escribo tal como hablo o como pienso, eso no quiere decir que me niegue a mejorar, pero darme tiempo y os pido paciencia.

No sé si es mi edad o siempre he sido así pero hago tantas cosas a la vez y no acabo ninguna o la hago de una manera superflua e inmediatamente ya estoy con otra cosa...

Pero pongo corazón eso si, aunque a veces eso sólo no basta...

intentando mejorar, muchas gracias.

sábado, 9 de mayo de 2020



YA ES HORA DE DESCUBRIR MI IDENTIDAD      SEGUNDA PARTE


Es sólo eso un titular, pero es cierto que he querido darle un poco de suspense si cabe. Realmente no voy a descubrir quién soy pero si dar más pinceladas de lo que soy.

Lo que me motiva a vivir en esta vida, es el servicio a los demás. pero mi verdadero motor es Dios. A Él decidí dedicarle mi vida y en eso sigo, me motiva ser digno porteador de su mensaje, soy su Sherpa, yo llevo su mensaje y su mensaje es lo importante, no yo.

Me descubrí jejeje

Cuando uno decide renunciar a tantas cosas que se dan por adquiridas, de obligado cumplimiento, aunque para mí nunca ha sido una renuncia si no una opción de vida, adquiere otra forma de vivir. En una sociedad tan consumista, tan sexualizada, tan llena de relativismo, tan poco profunda a veces, dónde el eslogan es haz lo que quieras, siéntete libre. En una sociedad tan dirigida sólo por los sentimientos, hacerse sacerdote es un contrasentido para muchos. Para mí es una manera maravillosa de entregarle mi vida a Dios y a los demás.

He pasado algún momento muy duro, mucho, ante las atrocidades de sacerdotes que han violado o se han aprovechado de menores. No te puedo expresar el dolor tan profundo en mí corazón ante estos hechos, denunciables, abobinables y que merecen todo el castigo de la ley y el juicio de Dios.

La sociedad ya ha realizado un juicio, nos han metido a todos bajo el mismo saco y eso me hiere enormemente. Aprovecho esta entrevista y su repercusión para pedir y gritar si es necesario, que todos los sacerdotes no somos así. Cuando me encuentro con alguna persona que me confiesa que es atea, o que no cree en la iglesia y que incluso me mira con cara larga, me gusta hablarle de tu a tu y decirle que yo no ataco a nadie, no ofendo a nadie, bien al contrario. En los años que llevo de sacerdote no imaginas a cuántas personas he ayudado, escuchándolas, dedicando mi tiempo, ayudando en los días más felices de su vida: en su boda, en su bautizo, en la comunión de su hijo etc y también en los momentos tristes, a cuantos he consolado, ha cuantos he ayudado a bien morir. La gente no entiende porque los curas no nos casamos, pero no podría dar a mi mujer y mis hijos el tiempo y el trato que merecen si a la vez no tengo un no para nadie.

Camino intentando hacer la voluntad de Dios. Cada día me preparo con mi oración, con mis charlas con Él, con mis meditaciones, con mis Eucaristías, para saber que estoy en el camino recto. Me rodeo de gente buena, positiva y me impregno de tantas cosas buenas que me transmiten. Intento aprender mucho de todo lo que escucho y veo, me alejo de personas tóxicas que también las hay. Pero piensa que al revés de lo que piensan incluso alguno de mi "gremio" ESCUCHANDO se aprende muchísimo y los curas no tenemos que ser charlatanes si no que tenemos mucho que escuchar.

Pienso a veces en mi muerte....sabes una cosa? cuando no dejas que nada te ate, es más fácil ver venir a la muerte con otra libertad, y si encima estoy convencido que voy a mi meta que es estar eternamente con Dios, qué puedo temer?

Mi meta es esa, por la que lucho y en la que creo y en la que me dejo la horas rezando para que todos estemos un día juntos, no sabemos muy bien cómo será pero gozando eternamente de eso a lo que estamos llamados, EL AMOR con mayúsculas.

AMOR: que no es interesado, que quiere siempre, que espera siempre, que no pasa, que es pleno

Muchas gracias por esta entrevista, nunca había hecho una cosa así pero me ha encantado y te animo a que sigas entrevistando a gente y escuchando, te vas a enriquecer muchísimo y la gente hablándote de sus cosas van a pensar, van a pararse y van a viajar como dices tú a su interior. Espero también que los lectores encuentren cosas útiles en esta humilde entrevista

Rezo por todos




MUCHOS SIGUEN EL CAUCE...YO REMO RÍO ARRIBA   PRIMERA PARTE


Escritos dos capítulos de mi vida, el de mi cambio de puesto de trabajo y el homenaje a nuestro perro Blinki, quiero continuar escribiendo experiencias de otros.

En las entrevistas que hago a otras personas siempre saco una enseñanza, un ejemplo, una manera diferente de ver la vida. Todas muy válidas. Ademas hago todo lo posible por verlas con perspectiva. Somos lo que somos debido a muchas experiencias y juzgar desde fuera es tan injusto!. Por eso os pido que al leer las próximas, leáis entre líneas, el intentar comprender es magnífico, el respetar es maravilloso y al leer y no poderle hablar nos permite eso, no estar pensando para contestar ante algo que me cuentan, sólo cabe pensar que haría yo ante esa situación.En definitiva viajar significa a veces ponerme en los zapatos del otro


NADAR CONTRACORRIENTE

Soy una persona muy normal,o eso creo. Soy el mayor de cinco hermanos. Mi familia es una familia con un nivel adquisitivo medio, inmigrantes que vinieron del pueblo para ganarse la vida. Católicos de educación sin grandes pretensiones, ni grandes prácticas piadosas.

Me defino a mí mismo como perfeccionista, inconformista diría yo. No me vale lo que me dicen a la primera . Soy simpático, alegre, testarudo y a veces tengo mis gotas de mal genio.

Mi mejor recuerdo era de chaval, los veranos en el pueblo con los amigos, éramos libres y sin malicia nos lo pasábamos pipa..bueno sin malicia.....alguna que otra cosa si que hicimos, por ejemplo romper bombillas del alumbrado público con un tirachinas o matar lagartijas Y he reconocer que algunas mentirijillas a mis padres para poder salir pues también las tengo jajaja, cosas de chavales.

De mis peores recuerdos que tengo hay uno que no olvido. Eran unos años muy malos de droga. la heroína hacía estragos entre la gente joven. recuerdo que un día estando en clase de EGB, educación general básica, para los que sean muy jóvenes, el director vino a nuestra clase, hizo salir a nuestro profesor para decirle algo. No sé pero mi clase que normalmente era muy follonera, en ese momento estaba en un silencio raro, como si sospechásemos que algo estaba pasando. Mi profesor entro en la clase con rostro muy serio y tosiendo para aclarar la voz nos advirtió que tenía que darnos una mala noticia. Mi compañero de pupitre, con el que llevaba 6 años, 6 cursos junto con él, había fallecido....por Dios éramos unos críos. Parece ser, cosa que sospechábamos que se lo habían encontrado en unas naves abandonadas muerto por sobredosis de heroína. Recuerdo el silencio, la incredulidad que se notaba en el ambiente. No podía ser!! nuestro amigo, tan lleno de vida, tan revoltoso y a veces un poco gamberro se había muerto. Era de las primeras veces que me afrontaba a ese caballero con guadaña llamado muerte. No se me olvida aquel silencio, algunas lágrimas...y al salir al recreo un divagar por el patio, ese día no jugamos nuestro partido de fútbol. no había ganas, no sabíamos afrontar aquella noticia....

Tengo la familia que quiero si, tengo una familia enorme, una familia poco tradicional, pero maravillosa. Puedo decir que muy variada, eso me permite enriquecerme una barbaridad. No es una familia compuesta por madre, padre e hijos si no que yo hago de padre-madre de mucha gente y ellos a su vez me cuidan como verdaderos hijos y hermanos.

A tu pregunta, te diré que necesito muy a menudo pararme a analizar mis emociones y sentimientos. No me gusta que la vida me lleve río abajo sin saber a dónde me dirijo. He de parar cerrar los ojos y decir mi nombre y preguntarme: niño siente, no hagas las cosas por pura inercia. Aunque muchas veces he de obedecer, incluso algunas veces sin estar de acuerdo, gestiono esas situaciones poniéndolas en un contexto, encauzándolas a que las hago por amor por un amor que va más allá de lo cotidiano y lo razonable para muchos.

Hago notar que el entrevistado no quiere todavía profundizar mucho sobre algunos temas para así dejar un poco con la intriga a los lectores y yo he puesto mi pizquita de sal para mantenerlo así.

El mejor consejo que le puedo dar a una persona podría ser que haga lo que haga sea por que lo desea, que se lo trabaje, que luche, que reme contracorriente si es necesario, pero no pierda de vista su meta. No puede ser que todo me lo marquen los demás, no le puedo echar después las culpas a nadie ni no luché por mis cosas, si no escogí bien llenos de miedos, prejuicios y e momentos comodidades.

No cambiaría nada en mi vida, quizás si acaso me ha faltado salir más. Viajar y vivir en otros países para sentir y vivir diferente. Quizás latinoamérica, allí aún se vive en muchos sitios con sencillez, muy rural, sin tantos adelantos tecnológicos cómo aquí en Europa. Piensa que me apasiona la sencillez de las cosas. Un buen café con un amigo, una buena charla, una comida con gente que quiero un paseo por la orilla de un río, un buen libro en un banco sentado cerca del campo o un amanecer o anochecer cerca del mar. Un saludo por la calle, poder preguntar por la salud, una cervecita en una terraza...ayudar a bien morir, consolar a alguien....

La felicidad es sentir que hago en cada momento lo que me toca hacer, que he llegado a una madurez en la que sé apreciar lo bello y bueno, que admito que enfermaré y que moriré pero con la convicción de que he hecho todo lo posible dentro de mis limitaciones por ir haciendo el bien

Me da mucho miedito que los demás piensen que soy mejor de lo que soy y que algunos piensen lo contrario que soy peor de lo que parece. A veces ponemos en las personas un cartel y le adjudicamos un rol, porque nos da a nosotros la gana. Cuánta gente escucho que dice que tiene vibraciones sobre alguien, que hay que fiarse de primeras impresiones, que este es cómo aquel etc.. Estamos llenos de gurús que rápidamente te hacen una análisis psicológico, bajo su criterio de Internet y wikipedia y te cuelgan un "Sambenito" que ya no te lo quitas en la vida

Por cierto, esa expresión de Sambenito, hay varias versiones viene de que antiguamente a los penitentes católicos o a los judíos conversos, para mostrar en público su arrepentimiento por sus pecados se les ponía una prenda con la cruz de san Andrés, también dicen una especie de escapulario que estaba previamente bendecido en la iglesia. de hay su nombre saco bendito, origen Santus benedictus y por contracción posterior sambenito.


domingo, 3 de mayo de 2020


SEGUNDA PARTE

Vaya por delante en este capítulo de mi blog que sé perfectamente que un perro es eso un animal, no quiero con ello humanizarlo ni exagerar en exceso los sentimientos. Tengo muy claro que eso de que hay animales mejores que muchas personas, es eso, una frase. Blinki jamás me discutía, un poco cabezota si era si, pero seguía sus instintos, no lo hacía por fastidiar. Siempre estaba contento, con cosas muy básicas como comer, pasear, estar con nosotros ya estaba agustito. Los humanos somos mucho más complejos y además pensamos, tenemos libertad de decisión, tenemos nuestras faltas, nuestras neuras etc. en definitiva la relación con un humano es más difícil que con un ser que no habla y que tiene instintos básicos y sencillos.

Sigo con el relato. En Agosto del año 2019 y como ya he descrito hicimos nuestro viaje a Andalucía. Todo iba sobre ruedas, tanto en nuestras vacaciones como en dejar a Blinki en casa del primer cuidador. Te manda vídeos, lo tiene en su casa fresquito y luego lo recogíamos y seguíamos rumbo a la siguiente parada.

Llegamos a la plaza de Trujillo, amenazaba lluvia, pero con Blinki sólo teníamos una posibilidad, comer en la terraza.y así hicimos, no sin alguna que otra gotera pero felices. De vacaciones, los 4 juntos comiendo bien, en un pueblo con mucho encanto, que más se puede pedir?

Por la tarde,viajamos a nuestro siguiente destino, pero primero teníamos que dejar a Blinki con su cuidadora, el hotel no admitía mascotas y no encontramos ningún otro con precio razonable.
Cuando llegamos a casa de la cuidadora, no nos gustó mucho el hecho de que tenía varios perros, quizás muchos para nuestro gusto, pero la vimos cariñosa con los animales, la casa era enorme, tenía piscina para perros, en fin nos parecía que era muy apropiado y a esas horas tampoco podíamos hacer gran cosa más. Nos marchamos al hotel y pasamos una buena noche los tres tapeando y descansando, era un día de mucho calor, casi insoportable, imaginábamos a Blinki metido todo el día en agua, era lo que acostumbraba a hacer ...

A la mañana siguiente, nos levantamos, bajamos a desayunar y al subir a la habitación Pilar recibe una llamada de la cuidadora, en la cuál le informaba de la muerte de Blinki. Se lo había encontrado agonizando, había intentado reanimarlo pero en vano.

Salimos corriendo estábamos a unos 3 km de distancia, llegamos en un momento, entramos en aquella casa y a la sombra debajo de un trapo que le había puesto la cuidadora yacía muerto nuestro perro. Un animal si, pero nuestro animal. La escena fue dantesca, Diego arrodillado abrazado a su perro, yo intentando consolar a Diego mientras intentaba no derrumbarme y Pilar, rota, intentando solucionar aquella situación, quizás la tarea más difícil Era Sábado, Agosto, no sabíamos que debíamos hacer. ¡ Qué duro! quizás sólo los que habéis tenido animales podéis imaginaros aquel cuadro. Pero los demás con poco esfuerzo empatizaréis con nosotros. Ese perro lleno siempre de vida, que en otras ocasiones la vernos llegar para recogerlo salía como estampida hacía nosotros a regalarnos sus caricias y lametones estaba inmóvil en el suelo.

A veces intentaba imaginar cómo sería su final, pensaba que dolería, pero nunca imaginé que tanto. Convivir con un animal 12 años crea un vínculo difícil de explicar. Tengo que confesar que ante la narración de alguna persona de la muerte de su perro nacía en mí una especie de sentimiento raro, pensaba que exageraban un poco. Qué lejos de la realidad!!

Sigo, contactamos con un veterinario y nos dijo que lo llevásemos allí. Mientras Pilar seguía al teléfono con la empresa que nos había conseguido la cuidadora, con el veterinario, con la cuidadora, le pedí a Diego que me ayudase a recoger del suelo a Blinki. Pensé que con 17 años que ría que Diego hiciese un buen duelo a su perro. Lo cogimos entre los dos y lo depositamos en un trasportir para llevarlo al veterinario. En el coche durante el trayecto nos rompimos los tres, Pilar por primera vez sin ocuparse de los trámites burocráticos, encontraba el momento de sacar fuera sus sentimientos..

 Al llegar al veterinario nos dejó una camilla y una sala dónde depositar a Blinki, nos trataron con sumo respeto y cariño, Diego se sentó a su lado y con la cabeza apoyada en su cuerpo lloró, no sé ni cuanto tiempo pasó, pero no queríamos tener prisa. no podíamos enterrarlo a casi 900km, además en Andalucía aconsejan la incineración, la incineración individual era carísima, no nos lo podíamos permitir, nos decidimos por la que hacían junto a otros animales. Nos metimos los tres en aquella sala y nos despedimos de nuestro perro, últimas caricias y palabras..a Diego le tuvimos que ayudar para irnos, pero debían poner a Blinki en una nevera, hacía mucha calor y era sábado hasta el Lunes no lo podía incinerar

Salimos de allí, nos marchamos de aquel pueblo con una sensación que no os puedo describir. Diego estaba roto y le comenté a Pilar de llevarlo a un centro comercial para que se distrajese, comprar cosas que necesitábamos y  así hicimos. Durante ese rato vivimos una experiencia familiar increíble. Cuando Diego estaba muy mal, nos abrazábamos y lo consolábamos. Cuando la que se hundía era Pilar, Diego era el primero en consolarla y darle ánimos y cuando el hundido era yo la situación era la misma. Que día más malo pasamos, no os quiero engañar, pero lo pasamos juntos ayudándonos unos a otros.

Ya no teníamos ganas de vacaciones. llegamos a Málaga a pasar unos días con la familia de Pilar. Se portaron muy bien, respetaron nuestro momento, no estábamos para grandes muestras de alegría, pero fue una semana de sanación junto a su familia que agradecimos de corazón..

Decidimos volver ya directamente, dábamos por concluidas nuestras vacaciones, habíamos salido los cuatro y volvíamos los tres....la vuelta sin Blinkie con nosotros en el coche fue dura. Diego atrás iba sólo sin su compañero de viaje y juegos durante 12 de los 17 años que tiene.

Entrar en casa y no tenerle con nosotros ha sido muy duro....los primeros días oíamos sus pisadas, parecía que todo había sido un mal sueño, por la noche creía verlo acostado en el suelo a mi lado.
Aún hoy que han pasado casi 9 meses lo sentimos muy cerca de nosotros....

Sirva este escrito que quedará en las redes como un tributo de agradecimiento a nuestro " Blinki"un homenaje a nuestro perro al que nunca olvidaremos, al que no queremos remplazar y al que siempre ocupará un lugar en nuestra familia.

Perdonar, sé que la historia es triste, pero en la vida no hay que esconder lo triste, ni lo malo, ni lo menos bello..todo es parte de nuestras vidas......

Gracias por leerme



viernes, 1 de mayo de 2020

 PRIMERA PARTE

 Voy a dar un buen salto y me voy a ir has ta el mes de Agosto del 2019.

Quiero escribir esto antes retomar los escritos de entrevistas a otros y dejar de hablar de mí. Para sanar una cosilla que llevo en el corazón, que ya está casi curada, que no olvidada, pero al ponerlo por escrito sello de alguna forma este tema aunque no lo olvide.

Agosto es un mes para mí e imagino que para muchos un mes deseado. Las vacaciones, siempre tan necesarias y en mi caso tan necesitadas después de tantos capítulos de estrés. Planeamos cómo siempre unas vacaciones muy a nuestro estilo: muchos kilómetros de coche e ir parando por los sitios escogido donde más nos gustara o apeteciera. Destino el sur de España, Cádiz, Huelva y un trozo del Algarve portugués. Una pequeña dificultad como cada año, es encontrar hoteles que puedas llevar mascotas. Nuestro perro "blinki" ya con 12 años aguantaba mal el calor del verano y nos planteamos buscarle cuidadores allá en los sitios que íbamos con la intención de que estuviera bien y fresquito durante nuestras visitas a esas ciudades pero a la vez viajara con nosotros. Elegimos cuidadores para no meterlo en una perrera, no nos gustaba, queríamos una persona que le hiciese un cuidado más personalizado.

Durante sus 12 años de vida nos hemos llevado a nuestro perro a todos sitios, con nosotros, era uno más de la familia, las vacaciones y los festivos siempre los pensábamos incluyendo a nuestro Blinki.

Para quién no conozcáis a nuestro perro Blinki era un Golden Retriever amarillo. Cuando Diego era muy pequeño y notamos que le tenía pánico a los perros y sumado a ser hijo único decidimos comprarle un compañero de juegos y una cierta responsabilidad aunque sabíamos que la responsabilidad final era nuestra. El método de decisión de qué  raza escoger fue directa, durante muchas semanas paraba a la gente por la calle que llevaban perro y le preguntaba. Un día en Sant Pere de Ribes, vi un matrimonio mayor con dos Golden y le pregunte. Sus perros me hicieron un recibimiento que ni a los Reyes al llegar a su castillo. Me regalaron lametones y caricias por doquier, los saltos, las muestras de alegría fueron infinitas.. Sus dueños después de disculparse por su comportamiento y saberles muy mal los miles de pelos adheridos a mi ropa, me dijeron que esa raza después de tener varios perros diferentes era la mejor que habían tenido....me enamoré de aquellos perros. Me marche de allí con el corazón conquistado por aquella raza y con babas y pelos para dar y regalar.
Al llegar a casa se lo dije a mi mujer y ella después de investigar por revistas e internet, cómo buena investigadora que es, confirmó lo que pensábamos, ese tipo de perro sería para nuestro hijo Diego

Las "diosidencias" (no creemos en las coincidencias, si en que Dios hace sus cosas bien hechas), hicieron que al día siguiente comentando con mi jefe y compañero me dijo que el conocía un criador de esta raza, el justo había comprado allí su gos d'atura.(perro de pastoreo).
No nos lo penamos y al siguiente fin de semana fuimos a verlo. Precisamente tenía una camada casi recién nacida, pero sólo le quedaban ya dos perritos, una muy bonita que tuvimos en nuestras manos, pero tenía un problema intestinal y luego uno pequeñito, casi blanco, sus hermanos no le dejaban mamar mucho y era el de menos peso de todos, cómo el patito feo, pero nos pareció una monada, nos lo quedamos le dijimos. Lo dejamos allí hasta una fecha cercana ya que viajábamos a Málaga a una boda y nos parecía muy pronto para dejarlo sólo en casa o dejárselo a alguien.
En Octubre del 2007 lo fuimos buscar lo envolvimos en una toalla y lo llevamos a casa.

He de reconocer que los primeros días, incluso meses no fueron fáciles, se hacía pipí y caca por todos lados menos dónde le intentábamos enseñar....por la mañana antes de ir a trabajar, nada más levantarme tocaba fregar el suelo....pero era un cachorro tan bonito, tan cariñoso y tan gracioso qeu rápidamente te alegraba el día....

En estos 12 años han habido miles de anécdotas que no voy a contar para no agotar a nadie, pero si subrayar que era el perro de todos nuestros amigos, que se llevaban todos sus dosis de babas y pelos, pero los teniá ganados por su bondad, jamás tubo ni con niños ni adultos un gruñido o un ladrido, todo lo contrario, su alegría al ver cuando llegaba alguien a casa era desmedida y tal cómo yo recibí aquel agasajo de aquellos dos Golden,  Blinki agasajaba así a todos nuestros invitados.

Doce años con nosotros se convierten en uno más de la familia, todo era alegría, saltos, caricias, lametones, incluso ahora me parece que está a mis pies, como solía hacer siempre.

Somos conscientes de que siendo el pequeño de su camada, creció rápido y muy sano, muy pocas veces nos ha dado problemas médicos, un poco con su cadera que Pilar solucionó y poco más.Mi hijo estaba encantado con él y cumplió esa doble función de que perdiera el miedo a los animales y se responsabilizaba de darle de comer, pero sobretodo se convirtió en su compañero de juegos. En los viajes viajaba junto a Diego en el asiento y famosas son sus fotos poniendo disfraces a Blinki: Gafas, gorras, camisetas etc...se lo pasaban muy bien, por su parte Blinki le obsequiaba con lametones y caricias...


sábado, 25 de abril de 2020



Pocas veces he tenido tan claro que debía hacer algo y también pocas veces he tenido tantas dudas de cómo hacerlo.
Tenía que renunciar aun puesto de trabajo, volver al que tenía antes y todo ello sin que nadie se enfadase o significara un despido y perder lo que tenía. Fueron unas cuantas conversaciones familiares, noches durmiendo mal, muchas oraciones pidiendo luz a Dios del camino que tenía que elegir.

Cada año por Navidad viajamos a ver a la familia de mi mujer en Málaga. Desde hace varios hemos tomado la costumbre de celebrar la Noche buena en casa de mis padres con mis hermanas y tíos , después Misa del gallo y a dormir. Por la mañana nos levantamos cogemos el coche y dedicamos el día de Navidad en viajar. Son 1000 km más o menos, unas cuantas horas, digamos sobre 10 , entre viaje y paradas. Tiempo suficiente para planificar mi siguiente paso y hacerlo en familia. Allí tomé la decisión: le enviaría un correo al dueño de mi empresa, expresándole de corazón cuál era mi deseo y mis sentimientos, lo demás quedaba en manos de Dios y del dueño. En el coche quedó claro que afrontaríamos las consecuencias todos juntos Hicimos un pequeño borrador del mail que iba a enviar y aguardé  a la redacción  del mismo, a escribir a solas con mis palabras y a mi manera.
La noche en Málaga fue corta, me levanté muy temprano y en aquel silencio, di forma al esbozo ya preparado.

Esperé con verdaderas ganas a que la familia se levantara para leerles mi mail antes de enviarlo. Me dieron su conformidad y mi dedo apretó el "enviar" de la opción de mi ordenador. Ya no había marcha atrás. Era festivo en algunos sitios el 26 de Diciembre, pero en Madrid que era donde iba dirigido ese mail, no lo era. No sé si estaba más nervioso antes o después de enviarlo, pero os prometo que a medida que aquel correo salía por las redes hacía el dueño de mi empresa, saltándome a mi jefe directo (el cuál también estaba en copia), sentía que me había quitado un peso de 500 kg.

De verdad que entiendo a los que os gusta salir de vuestra zona de confort, a mí en ciertas cosas también, pero una cosa es hacer cosas diferentes y salir al exterior y otra tener la sensación de que cruzas un gran río y te han quitado el puente.
Para mí salir de mí zona de confort significa renunciar a cosas mías, a mí pereza , a mí orgullo a mis gustos he ir a escuchar a personas, a vaciarme para que otro se sientan bien o se sientan acompañados. Los que ya me conocéis me interesan las personas por encima de todo.

Bueno retomo el hilo. Esperé todo el día, pero no tuve noticia alguna. Tenía una mezcla de sentimientos y de curiosidad, me estarían preparando el despido?, el jefe estaría de vacaciones? para comerse las uñas.

Al día siguiente recibí una llamada de mi jefe directo, con una voz comprensiva, preguntándome que me había pasado para llegar a ese punto, él no había percibido que yo me sintiera tan mal. Le expliqué todo lo que sabéis, le pedí disculpas por saltármelo e ir directamente al dueño, pero es la persona en la que tengo más confianza a parte del delegado de Cataluña. No me puso ninguna pega, cumplió lo que habíamos acordado, que volvería a mi zona, me pidió tiempo para encontrar mi sustituto y me animó a seguir siendo útil a la empresa de la misma manera. Le di las gracias de todo corazón, acabamos la conversación y sentí una sensación entre el alivio y el reconocimiento a una persona que tenía que salir apresuradamente de ese agobio....

Casi me cuesta la salud!!!!





Abril, 2019

Hace un año que dejé de escribir en mi blog. Ha sido un tiempo de cambios. Me he cambiado de domicilio, con todo lo que eso conlleva. De pueblo de residencia, de una casa con jardín a un minipiso. Hemos tardado un poco en aclimatarnos. Pero vemos muchas ventajas, respecto a nuestra anterior vivienda. Estamos fenomenalmente comunicados. Metro, autobuses, tranvía, tren. Así mi hijo es más autónomo para ir y venir y tiene muchas más oportunidades.

En este año que hace que no escribo, me han pasado cosas cómo supongo que a todos, pero en líneas generales, sigo igual.

De las cosas que puedo subrayar ha sido un puesto nuevo de trabajo.
Visitas a distribuidores.
Me hicieron la propuesta a final del verano. Pasaba a ser responsable de Distribuidores de Levante, baleares y una parte de Cataluña.
Eso significaba viajar, estar fuera de casa y un nuevo reto. después de pensarlo bien, de hablar con mi familia y con la promesa de volver atrás en caso de que no me encajara, decidí que era el momento de volar a otras cosas y salir de mi zona de confort que dicen los modernos.

Los primeros días todo eran nervios, todo nuevo, todo muy rápido, el compañero que se marchaba me presentaría a los distribuidores. Avión, coche, kilómetros, fueron 2 semanas de frenesí, tan pronto desayunaba en Alicante, cómo cenaba en Ibiza. Os confieso que estaba superado. Un sentimiento de estar conociendo cosas nuevas a toda velocidad sin entender muchas de ellas, me sentía cómo un ratón en una rueda, girando sin parar.

Tras pasar estos días del cambio de mi compañero, llego el momento de quedarme sólo y acometer el nuevo reto.

La primera sensación? Nervios y ansiedad por asimilar lo antes posible todo ,o recibirlo, pero claro 4 años de experiencia de mi antecesor no podía digerirse en unos días.

Mis primeros viajes fueron una mezcla de soledad, melancolía, desborde y adrenalina. Si adrenalina, mi jefe, mi responsable , también nuevo en su cargo lejos de ayudarme, me dejó si cabe más sólo.
De las cosas negativas que te pueden pasar en este vida yo comprobé dos: estar desubicado y sin dirección, vas cómo pollo sin cabeza. Los acontecimientos te atropellan, no los gestionas.

Intenté tener un poco de paciencia y esperar cómo se desarrollaban los acontecimientos.....pero no lograba ver la mejoría. Los distribuidores no me lo ponían fácil, para cerrar con ellos una agenda era casi imposible, excusas, disculpas para evitar mi visita. Si añado mi inexperiencia y también porqué no decirlo mi poca agresividad para la venta. Yo vendo siendo cómo soy, con mis defectos y virtudes. Me intento ganar a la gente por las buenas no imponiéndome. Me equivoqué! todo el mundo no va así.
Se acercaba la Navidad, en esos días decidí no viajar, era una época fuerte para mis distribuidores y no quería molestarles, he de decir que algunos así me lo comunicaron..

Desde el verano, llevaba este nuevo reto y mi cartera de clientes habituales, una verdadera locura. Sentí perfectamente que quiere decir "tener estrés", la cantidad de llamadas, de cosas a gestionar diaria era brutal..por sacar una experiencia positiva de todo esto fue reconocer eso que dice bien mi suegra: Lo que estira el pellejo!! y es verdad hasta que no te ves enfrascado no sabes realmente de lo que eres capaz.....

Pero tenía que tomar una decisión en serio y urgentemente, así no podía continuar.....