domingo, 22 de abril de 2018

  Una pausa en mi escritura..

Dentro de un poquito tiempo volveré a publicar....estoy en pleno procesos de cambios que requieren de mi tiempo libre.

En cada momento hay que hacer lo que toca.

No he perdido en ningún momento las ganas de escribir, ni las ganas de seguir ayudando a los demás de muy distintas maneras. Y de seguir aprendiendo de todos.

Nos leemos pronto....besos y abrazos

viernes, 23 de febrero de 2018

ENTREVISTA A CARLOS (SAMUDRA)

   

ENTREVISTA A CARLOS (SAMUDRA) Samu, para los amigos. Hola lectores! Quería y temía que llegara este momento. Escribir acerca de Carlos, o sea, Samu, es de las cosas que más me apetece. Es el gran inspirador por no decir instigador, de que yo tenga un Blog. De que escriba. Todo nace de unas muy agradables charlas con él en su Obrador de Pastelería cenasdelmundo.es Os lo presento: Samu, es un cliente mío de hace bastante tiempo. Lo he ido conociendo poco a poco. Siempre me llamaba la atención que es una de esas pocas personas que irradia algo espiritual. Y así es. Samu es en gran parte una persona espiritual. Recuerdo de las primeras visitas que me hablaba que ha hecho distintas artes marciales: Wu-shu, Aikido, Iaido, Tai-Chi y también Kárate como yo. Ha hecho meditaciones y continúa practicando Yoga. Un hecho en concreto me llamaba la atención: Hacía ayunos. Cómo una forma de renunciar a cosas, en este caso la comida, para una limpieza de cuerpo pero a la vez de alma. Acompaña sus ayunos con meditaciones y baños en la playa a primera hora de la mañana, incluso en invierno. Y sigue haciéndolos regularmente de menor o mayor duración, según se lo pide su cuerpo pero sobre todo su mente. Porqué escribo quería y temía que llegara este momento. Quería porqué para mí es una persona muy importante y temía por qué no sé si os podré transmitir bien quién y cómo es Samu. Samu nació en Asturias, en el seno de una buena familia y es el segundo de 5 hermanos. Nació con un problema en el corazón que se les llama: “Niños azules” por el tono que toman al juntarse la sangre arterial limpia con la venosa sucia debido a la malformación congénita. Un niño que debido a su enfermedad no podía hacer todo lo que le gusta a un niño: correr, saltar, ... a sus padres les daba miedo que le pasase algo malo. Él se sentía muy querido, a la vez que muy protegido. Él me dice que no es una persona acomplejada ni conformista, que no se regodea en el victimismo, mientras sus hermanos se iban a correr y a jugar, se quedaba en casa dibujando, escribiendo. Dedicaba horas y días a copiar una enciclopedia letra por letra, incluso las imágenes las dibujaba. A los 8 años tuvo su primera operación de corazón. La segunda operación fue a los 21 años , se le implanta una válvula biológica de cerdo que desde entonces le funciona a la perfección, según sus periódicas revisiones médicas y sobre todo por todo lo que hace. Me cuenta orgulloso que cuando estaba en el hospital se subía a la última planta hacer ejercicio. Una muy buena frase que mencionó y a menudo tiene presente es: “El dolor no es una opción, el sufrimiento si” Es una persona muy flexible, tan amigo de improvisar como de planificar, y eso sí ... muy curioso e imaginativo. Y doy fe. Por la cantidad de cosas que ha hecho, ha probado etc… Me dice: “Si nunca vas más allá: No experimentas y no aprendes. Si el miedo te paraliza, no es útil. Has de gestionar ese miedo, afrontarlo, porque ésa es siempre la mejor opción” Sacó su carnet de barco (Competencia Marinera) antes que el carnet de conducir. El mar es su gran pasión, normal cuando vives por aquellas tierras. Su madre le enseñó a cocinar para enrolarse en un barco como cocinero, justo antes que le llamaran para hacerle su segunda operación de corazón. Recuperado marchó a estudiar Cocina en la ciudad de Marbella donde conoció a un compañero vasco de mayor edad que le puso en la mente la capacidad que cada uno tiene en la decisión de si tener o no tener hijos en un futuro. Él eligió que no los tendría. Decisión que le fué fácil mantener pues las parejas que han acompañado y acompañan su vida compartían esa misma decisión. También debido a ese respeto a no transferir su misma malformación del corazón. Posteriormente se establece en Madrid, ya de cocinero. Sólo, joven y con dinero, … esa fue una mezcla explosiva que le llevó a una época de experimentación, en la que la bebida y demás cosas fueron sus compañeras. Sabe muy bien lo que es pasar por malas situaciones, lo ha experimentado es sus carnes y ahora a través de su página web vivirsinbeber.com acompaña y ayuda a otros a superar sus adicciones compartiendo su propia experiencia. Es una persona que me dice: “He nacido tres veces, a los 8 años, a los 21 y después de las adicciones. Cómo no me voy a sentir agradecido.” En esos tiempos de excesos conoció a la que fue su esposa, discípula de Osho, sensible y espiritual le abrió a la vida espiritual. Le transformó. No fue lo único. También estuvo de cocinero en Mallorca y se enroló en un barco de Greenpeace y allí conoció a la que actualmente es su pareja y decidió que era la persona ideal para estar a su lado ya que, además de muchas cosas e ideales en común, se complementaban: Ella terrenal, con un pie a tierra y él, espiritual viviendo en las nubes.

sábado, 27 de enero de 2018





                                           MI PRIMER CONCIERTO

Quiero publicar otra de mis "sensaciones". os he hablado del Camino de Santiago, este verano, y ahora quiero hablaros de otra excursión que hemos hecho este año.

Mi mujer y mi hijo me hicieron un regalo de cumpleaños que me encantó. Nosotros no somos de regalos físicos: joyas, ropa, libros... Guardamos el dinero y viajamos o hacemos actividades que nos puedan gustar a los tres.
En este caso, el regalo por mi 50 cumpleaños fue un concierto.

Os cuento: desde hace unos tres años soy seguidor de un grupo francés que se llama Glorious. Es un grupo de música electro-pop que canta canciones que son más bien oraciones y de las cuales yo he escogido varias, las he traducido y las uso para distintas cosas.

Contacté con ellos vía mail, les pedí permiso para traducir sus canciones y me contestaron diciendo que no había ningún problema. Es un grupo que me levanta el alma. A veces tengo que pedir a Pilar que me traduzca lo que no entiendo, pero sólo con escucharlos me trasmiten una espiritualidad que me llega al corazón.

No son muy famosos, normal, hacen música cristiana y eso tristemente te cierra muchas puertas, tantas como ellos abren a las personas que les siguen y que les escuchan.

Bueno, pues mi ilusión era ir a un concierto de ellos, pero todos eran por Francia y muy lejos. Pero mi mujer y mi hijo encontraron el momento y ése fue en Noviembre. El concierto era en Montpellier. Unos 330 km de casa. Sacaron las entradas por internet, y me regalaron las entradas.

¡Qué emoción! Mi primer concierto en directo, del grupo que más me gusta, en Francia, junto a mi familia. ¿Qué más se puede pedir???

Llegó el fin de  semana, cogimos el coche y para Francia...qué viaje más chulo.....teníamos los tres una emoción..era mi primer concierto, pero también el primero los tres juntos...
Para añadir algo más, coincidía que estábamos preparando una convivencia- encuentro con nuestros amigos y eso fue motivo de ir gran parte del viaje llorando de emoción... Me estoy haciendo viejo, a veces me entran unas lloreras..., pero me da igual: son emociones a flor de piel que me encantan.

Llegamos a la ciudad de Montpellier, es una ciudad muy bonita, llena de juventud, hay muchas universidades. Dimos un buen paseo por sus calles, llenas de tiendas bonitas, de Pâtisseries, de crêperies, ese olor a mantequilla, con el de los perfumes de las tiendas....me encanta.

Segunda cosa que teníamos que hacer era buscar dónde comer. En Francia a partir de las 12,30h hay que empezar a buscar. Encontramos un pequeñísimo restaurante con menú y nos sentamos en una pequeña mesa en la calle. Menú: Ricotta de queso de cabra y de segundo solomillo de cerdo caramelizado, o cordero estofado. Todo estaba buenísimo, acompañado de patatas fritas con mantequilla. La comida exquisita y encima nada cara. Ese fue un gran momento, felicitamos a la chef, pagamos y nos fuimos.

Seguimos callejeando, visitando parques, un acueducto, etc.. anduvimos unas cuantas horas hasta la merienda.
Como por el horario del concierto no sabíamos si podríamos cenar, decidimos hacer una merienda-cena.
Buscamos una buena Pâtisserie y comimos también cosas sabrosas, un pain au chocolat, un croissant avec frangipan (una especie de napolitana de chocolate, un croissant relleno de un mazapán ligero y con un toque a almendra amarga) y unos cafés.

Marchamos al apartamento que había reservado Pilar, muy barato, eso sí nos costó encontrarlo. Montpellier es muy bonita, pero llena de puentes, túneles,... En fin, el centro, para ir con coche, es un poco lío.
Al final lo encontramos, nos teníamos que cambiar para marchar al concierto a las 21h.

¡Qué nervios tenía! se estaba haciendo realidad mi sueño . El concierto era los locales de una parroquia de las afueras. llegamos muy bien de tiempo, entramos y nos encontramos con, no sé, digamos unas 600, 700, personas de todas las edades, mayoritariamente jóvenes, el escenario con muchos instrumentos y muchas luces... todos sentados en el suelo...lo que nos va a nosotros, vamos.

En una pantalla una cuenta  atrás 10,9,8,7,6,5,4,3,2,1 y empieza la música, las primeras notas y rompo a llorar (sí, no me importa reconocerlo...me parecía mentira estar allí con mi familia). Después de sonar la primera canción, dos frases que me llegaron al corazón, dijeron: Esto no es un concierto, es un rato de oración, pensad que Dios está  aquí, Él lo dijo: donde dos o más se hallen reunidos en mi nombre, Yo estoy en medio de ellos. A disfrutar!

Y no sabéis cuánto disfrutamos...qué saltos, palmadas, luces con el móvil. Veía a Pilar desgañitándose cantando, a mi hijo dando botes y yo mismo cantando y bailando, qué momentazo tan cerca de Dios...

Dos horas de concierto, en la que no puedo describir con palabras lo que sentimos los tres, no teníamos ganas que se acabase. En medio del concierto bajan la luz, nos hicieron volver a sentar y nos hablaron del hijo Pródigo. Diego y yo íbamos entendiendo un poco ayudados por las traducciones de Pilar. Nos explicaron cómo el padre espera al hijo que marchó y que vuelve, y cómo, lejos de regañarle, o de darle charletas...lo abraza, le da todo lo que tiene y acoge con más cariño si cabe. Así es Dios con nosotros: todo amor, sin reproches con un amor "Rahamim" que en Hebreo quiere decir amor de entrañas....así nos quiere Dios con amor de entrañas.

Bueno, se estaba acabando el concierto, se estaba acabando ese sueño que tenía, pero lo habíamos disfrutado tanto!.... se encendieron la luces y decidimos quedarnos un rato más para hacernos unas fotos con ellos, agradecerles todo el bien que hacen, en Francia son muy conocidos, y decirles que seguiríamos traduciendo sus canciones aquí en España...

Vuelta al apartamento, encantados, maravillados, llenos de Dios, de una experiencia irrepetible, juntos los tres..
y a dormir por el cansancio del viaje y de tantas emociones

A la mañana siguiente, desayunamos en nuestro apartamento y salimos a pasear por un mercado típico francés compramos algunas cosas ricas de comer como un puré de patatas con queso calentito, pan, fuimos a Misa
y de vuelta para casa...

¡Qué fin de semana más maravilloso, quiero darles las gracias a mi mujer Pilar y a mi hijo Diego por ese regalo tan tan bonito, no lo olvidaré mientras viva y espero haber podido transmitir un poco esas sensaciones que vivimos......
Gracias por leerme

lunes, 1 de enero de 2018



                           
                                                   DÍA 1 DE ENERO 2018



Primer día de este año. He decidido que cada día que empiece, escribiré algo. Tranquilos no todo lo publicaré. Empiezo un calendario con las hojas en blanco y he de ir rellenándolas. Es de esas cosas o compromisos que se pone uno a principios de año. Pero voy a intentar que este sea el definitivo para aprender a disfrutar de cada día.
Quiero que no sea una carga para mí, si algún día no puedo o no me doy cuenta, prometo que volveré a retomarlo en el momento en el que me de cuenta.

Dije al comienzo de mi blog, que este año en el que he cumplido mis 50 años, tenía que ser especial.
Y eso quiero. Me  niego a que los días pasen veloces, sin poder disfrutarlos, desgranándolos.

Sigo luchando contra mí mismo para dejarme de soñar en  cambiar ciertas cosas que no tienen cambio. Sigo intentando controlar mi mente, que  a veces le gustaría hacer cosas que no me tocan . No por miedo, tampoco por ese falso positivismo que dice que siempre puedes hacer lo que te propones.
Eso para mía ha sido muchas veces una carga. Querer realizar cosas que no he sido capaz, por mi forma de ser, por mis circunstancias, por muchas cosas....Y la no consecución de ellas, me han marcado o me han hecho sufrir.

No estoy de acuerdo, no. Todo no lo podemos lograr. Pero lo que si me parece importante es cómo reacciono yo ante estos acontecimientos.
Mi tío del pueblo del que ya os he hablado en un capítulo, siempre decía que si volviera a nacer y lo sabido, sabido, las cosas las iba ha hacer de manera muy diferente. Pero esa posibilidad no existe.
Tengo algunos casos cercanos de gente esclava de sus sueños... lo que se propone lo ha de conseguir y por medio, sin darse cuenta va dejando otras , por ejemplo he visto personas que su meta era estar en forma y se ha auto exigido una dieta estricta y unas pautas deportivas muy concienzudas. Casi lo ha logrado, pero no se ha dado cuenta que mientras se ha dejado a su familia y amigos sin atender.

Le dijeron que no lo lograría y él con todo su tesón está  apunto de conseguirlo, eso sí sin darse cuenta del sacrificio de algunas personas muy cercanas. Quizá el día que se ponga en forma completamente,  se dará cuenta que sus hijos han crecido o que su mujer ha decidido también ella buscar sus sueños y ahora no coinciden ni en el espacio ni en el tiempo.

Mi experiencia: empecé las artes marciales, Kárate, a la edad de 39 años, casi 40, un poquito tarde...sé que no llegaré a ser Bruce Lee, me conformo con superarme  a mi mismo un poquito más cada día. A vencerme cuando mi cuerpo pide comodidad y yo me levanto y voy a entrenar, cuando la mente me dice para y yo sigo un poquito más. Tengo un sensei buenísimo, una persona que se toma muy en serio su trabajo en 8 años que he entrenado con él creo que ha faltado 2 días y por operación. Es un ejemplo para nosotros, su fidelidad y seriedad a su compromiso con nosotros.

Pero a su vez sé que no le dedico todo lo que sería necesario, otras circunstancias también necesitan de mi atención. Mi familia y mi trabajo.  Y ahí si que intento tener claro cuál es mi prioridad, mi escala de valores. Que sirven sólo para mí y mis circunstancias. Aunque gracias a Dios mi familia también sabe de la importancia que tiene el Kárate para mí e intenta respetar al máximo esos ratos que necesito.

Otra experiencia sería sobre viajar. Siempre me negué a salir de España, no me preguntéis porqué una estupidez de las mías, pero es así.
Desde que descubrí Francia de la mano de mi mujer, descubrí lo rico y lo hermoso de viajar a otros sitios otras culturas que enriquecedor que es. No quiere decir que ahora no lo pueda hacer, pero tengo que dedicar mis ahorros a otros menesteres y puedo salir menos. Eso sí lo que salgo lo disfruto.

Ya acabo. Ese es el compromiso de este año, hacer lo que pueda hacer pero con muchas ganas. Los límites muchas veces me los marcan lo demás y yo mismo. Cada día voy a intentar superar esos límites y si no disfrutar de esos intentos.

Feliz año a todos y ojala se cumplan vuestros sueños o no! Pero sed felices


martes, 28 de noviembre de 2017




                                                          VIAJE A SANTIAGO

Antes de publicar alguna de las entrevistas que tengo, perdonadme que haga un inciso y publique algo de mí.
En la vida hay cosas que te marcan y que dejan recuerdos y sensaciones que quiero compartir con vosotros

.
Hace unos meses mi hijo Diego, que tiene 15 años, nos propuso que quería marchar en verano con un grupo de amigos que tenemos, integrantes de un club católico (Fordis), a hacer unos cuantos kilómetros del camino de Santiago.
No lo dudamos mucho, le dijimos que sí, pero que para ello había unos ciertos requisitos, nosotros no podíamos ir y alguien se tenía que hacer cargo de él ya que es menor de edad. Además que caminar 100 km, cosa que nunca había hecho, exigía por su parte un entrenamiento y un ahorro para los gastos.
Esos retos para Diego no son un obstáculo, si quiere algo, o le gusta, hará lo necesario, a veces un poco a regañadientes, pero lo hará.


Yo mismo le confeccioné una rutina de entrenamientos y tanto mi mujer como yo nos propusimos ayudarle a cumplirla.
Salíamos a caminar con él, al principio pocos kilómetros y cada vez íbamos ampliando la distancia. ¡Cuántos ratos hemos pasado juntos, caminando!
Mis pies y los de mi mujer así lo atestiguan.
También le hablamos de lo que significa hacer el camino de Santiago, de su patrón, porque Diego se llama así por Santiago. Sabíamos que hacer el camino no sólo es un reto físico, sino también un reto espiritual, también un tiempo para disfrutar, unos días de compartir muchas experiencias…
No sé cuantos han sido los días que hemos caminado juntos, a veces cuando mi mujer no podía venir, íbamos los dos solos. ¡Qué buenas conversaciones con mi hijo, impagables esos momentos! He llegado a tener alguna ampolla en los pies, pero no la cambio por esos momentos. Él es joven, no sé cuánto de importante es estar con su padre caminando, pero para mí es de esos momentos que me llevaré. ¡La de vueltas que habremos dado a la urbanización, con la única excusa de prepararle físicamente y que me servían para poder intercambiar muchas palabras, también alguna que otra discusión. ¡Bendita discusión, seguro que cuando ya vuele sólo, las echaré de menos!
Por fechas y por enfermedad de mi suegro, decidimos que nuestras vacaciones de este año serian distintas. El compromiso era ir a buscar a Diego a Santiago en su última etapa, recogerlo y pasar unos días los tres juntos en Galicia.


Gracias a Dios, un matrimonio de amigos nuestros, no tuvieron ningún problema en hacerse responsables de Diego en el avión, son encantadores y nosotros encantados de sus primeros padres “adoptivos” que lo llevarían por el aeropuerto y en el avión con ellos. Digo primeros padres, porque otro matrimonio, también amigos nuestros y su hijo, amigo del nuestro, lo adoptaron como segundos padres. Una familia maravillosa en la que sabíamos que podíamos poner toda nuestra confianza.
Llegado el día marcharon todos hacia Galicia. ¡Qué nervios! Que llevara todo, que se organizara, mi mujer lo tenía todo listo…es una crack! Lo llevamos al aeropuerto y como dice la canción de Perales ”y se marchó”.
Nos quedamos mi mujer y yo sordos en  casa, no había ruido, ni desorden, ni riñas, pero contentos de que marchara a hacer algo que quería y que se había currado.
Nosotros decidimos ir unos días después en coche. Monté una rutita de pueblecitos para conocer con Pilar, ¡qué viaje más bonito! Como cuando éramos novios, los dos solos...bueno solos, solos, no: con nuestro Golden Retriever “Blinki”, el perro más bueno que he conocido. Siempre decimos que el día que se muera, estamos seguros de que irá al cielo de los perros, se lo tiene ganado.
Fue una ruta magnífica, de pueblos todos con un encanto especial. Pueblos del camino de Santiago. Llenos de peregrinos, en el ambiente se nota una espiritualidad impresionante.
Las gentes amabilísimas, supongo que acostumbradas a ver a tantos pasar. Personas de diversas nacionalidades, edades, razas... todos con una misma meta, llegar a Santiago.
¡Cómo se come por aquellos lugares, cómo se bebe y cómo se vive! Cogido de la mano de Pilar recorríamos aquellos lugares, nos hacíamos fotos, algunas muy divertidas, visitábamos monumentos, monasterios, calles empedradas como sacadas de otra época.


Fueron unos días inolvidables, juntos caminando, como hacíamos por París cuando éramos novios. Mientras, íbamos teniendo noticias de Diego, nos llamábamos y sabíamos que iba muy bien, otra alegría más.
Llegó el gran día. Nos levantamos, fuimos a dejar a Blinki en una guardería de perros y nos dirigimos a reunirnos con Diego y con nuestros amigos en la basílica de Santiago. ¡Qué nervios, la verdad es que después de una semana teníamos ganas de verlo¡ Cuando entramos y lo vimos nos fundimos en un fuerte abrazo, sin más, tenía cara de cansado, habían madrugado bastante y los últimos kilómetros hacían mella, sin grandes aspavientos, pero para mí fue un mar de emociones. También al saludar a muchos de aquellos amigos, a los dos matrimonios que se habían ocupado de Diego, hubo lágrimas y muchos momentos de emoción. Acto seguido fuimos a abrazar al Santo, primero el esperado abrazo y luego rezamos un poco ante sus reliquias. Nuestra familia había cumplido un sueño, llegar a Santiago y abrazar aquella imagen a la que tantas veces mi mujer y yo le rezamos para que cuide de Diego, era un gran regalo. Era como cuando fuimos a Lisieux, Normandía, al convento de Santa Teresita de Lisieux, a ponernos bajo su protección como novios, después con el ramo de la boda, como esposos, después con nuestro hijo, después a llevarle la cruz de su comunión y alguna vez más: sus dos protectores, Santiago y Santa Teresita, y ¡habíamos podido ir a los dos sitios!


Sé que son sentimientos muy míos, muy nuestros, pero seguro que cada uno de vosotros tiene sentimientos parecidos, de otras cosas, de otras formas. Paraos de vez en cuando a volver a sentirlos, es maravilloso. Yo ahora, escribiendo, los vuelvo a tener a flor de piel, los vuelvo a vivir, qué bueno es escribirlos.
Después pasamos unos días juntos por Galicia, una tierra maravillosa, volvimos a pasar por los pueblos que Diego había recorrido a pie, nos contaba sus historias, sus risas, nos llevó a comer a los sitios que le gustaron…qué pulpo, qué bocatas de beicon en los albergues…..qué bonito todo, incluso llegamos a Finisterre, allí donde se pensaba que se acababa el mundo. Han sido unas vacaciones maravillosas, muy intensas, quizá no de mucho descanso, pero sí llenas de momentos tan, tan emocionantes, que las recordaré toda mi vida.


De esto saco un gran aprendizaje, algo que procuramos llevar a cabo siempre, vivir con mucha intensidad lo que hacemos, disfrutar, querernos, estar juntos, revolcarnos en la sencillez de las cosas, ir la familia toda en un sentido, puede que cada uno necesite una dirección, pero teniendo clara la meta de los tres, mi perro Blinki, tiene clarísima la suya…estar siempre con nosotros….no quiere mucho espacio como muchos piensan, sólo estar con nosotros, aunque sea en un rinconcito del sofá.



¡Qué bonito es vivir en mi familia!


miércoles, 22 de noviembre de 2017






                                SEGUIR CREYENDO EN LAS PERSONAS


Después, de un tiempo sin escribir, quiero volver a retomar el camino. En estos días he seguido haciendo mis entrevistas. A cual más interesante y más profunda. Sigue siendo para mí una gracia de Dios poder dedicar tiempo a esas personas. Me siento alagado que me dediquen su tiempo, que me abran su corazón, que me transmitan sus sentimientos.

Cómo ya os he dicho otras veces, son personas de muy distinto índole. En muchas cosas, opiniones,reacciones etc, no nos parecemos en nada....pero están rico escuchar a los otros.

Noto que las personas tiene necesidad de hablar y yo de escucharlas. Esos minutos que se convierten en horas no hacemos otra cosa que dialogar, escucharnos, sentir......Se crea un clima en las entrevistas
que espero sepa transmitiros...lloramos, nos reímos, sentimos....

Veo mucho cariño, muchos recuerdos bonitos.....y eso me da esperanza en seguir creyendo en las personas.

Algunos de vosotros, me decía que iba un poco retrasado en la lectura de algún capítulo por falta de tiempo. por eso también he demorado un poco seguir escribiendo.

Pero voy a empezar a pasar al papel algunas de las últimas entrevistas..

No quiero dejar pasar la oportunidad, de agradecer a todos los que os tomáis un tiempo para leerlas, en algunos capítulos hemos llegado a ser cerca de 300 personas que lo ha leído....me parece mentira .

Sólo espero que estas historias verídicas, reales os sigan haciendo tanto bien cómo a mí.




jueves, 5 de octubre de 2017

                             


                               

                                 PRÓXIMA PARADA: BUSCAR MI PAZ INTERIOR


Esto, no es una nueva entrevista. En un par de semanas, estaré sin publicar. Si alguno se pregunta el porque, le diré que en la vida hay ciertos acontecimientos que le dejan a uno medio lelo.

Me refiero a todo lo que está pasando en Cataluña estos días. No quiero hablaros de política, no quiero dar mi opinión de quién tiene o no razón. Me importa un pimiento las siglas de cualquier partido político.
Sólo sé que me siento muy, muy triste. Me embarga una emoción que no me gusta. En mi vida me había sentido así.
Llevo unos días viendo tanto odio en las caras, en los comentarios, de unos y de otros. Gente que habla bajito de lo que piensa, por temor a que los delaten o a delatarse ante sus familias, vecinos, amigos...

Cada día me entero de desencuentros entre íntimos, peleas, discusiones de tal grado que están rompiendo esta sociedad de la que yo siempre me he sentido orgulloso.
Me importa un rábano quién tiene más o menos culpa. Pero lo que han logrado..eso si es difícil de perdonar. "Divide y vencerás" que decía Cesar. Mientras todos estos políticos, se marcharan, se jubilaran con pagas vitalicias que les pagamos nosotros y dejaran tras de si un buen reguero de mierda.... No les importamos nada!!

Y mientras ellos gritan:  A mí la guardia!!!  y nos lanzan a la calle a enfrentarnos los unos con los otros. Se les llena el pecho de hablar lo que quieren los ciudadanos. Y están tan lejos nuestro, que no tienen ni idea de lo que de verdad queremos.
Queremos justicia, queremos igualad entre las personas,
queremos tener trabajo: con derechos y con obligaciones, queremos vivir en paz, queremos que se respeten nuestras ideas, que no mueran más inocentes: mujeres maltratadas, asesinatos, abortos...

No queremos una sociedad que sólo fomenta el consumismo, el erotismo, la pornografía, el juego.....

Una sociedad que sólo quiere lo bueno, lo guapo, lo puro y obviamos, la enfermedad, que no siempre se es feliz, que no todo es bueno, que nos hacemos viejos, que tenemos que cuidar con exquisitez a nuestros ancianos........, consolar y visitar a los enfermos, ayudar y animar a los que lo pasan mal.

Y ahora lo que nos faltaba. A quién quieres más a papá o a mamá??? Eres más catalán o español?
A quién quieres más a España o a Cataluña?  Tus amigos a quién quieren más?

Poniendo, los sentimientos de la gente a flor de piel.....

La verdad es que espero no haberos dado el tostón, pero no tengo cuerpo para transcribir las entrevistas, necesito enfriarme y volver a a paz que algunos MALNACIDOS, me han quitado

 Eso si, quiero seguir dedicando mi tiempo a entrevistas, escuchando a las personas, por encima de banderas, ideologías etc..personas maravillosas.

Ojala que Dios nos dé las fuerzas necesarias para curarnos estas heridas que nos han provocado estos días y que la cicatrización sea lo mejor posible y no nos queden demasiadas huellas en la piel.

Un abrazo sincero a unos y a otros , personas de buena voluntad